Salud física: Deudas aumentan presión arterial y riesgo de hipertensión o ACV

por | Dic 3, 2021

Con el endeudamiento severo, se gatillan una serie de sentimientos como estrés y ansiedad. La deuda es un determinante socioeconómico de la salud y, por lo consiguiente, va a repercutir en el sano funcionamiento de nuestro organismo. La salud mental y la salud física se ven afectadas.

Una investigación de 2013, titulada El alto precio de la deuda: la deuda financiera de los hogares y su impacto en la salud física y mental, reveló que las personas con mayor deuda tenían un aumento de 1.3 % en la presión arterial diastólica, en comparación con el promedio.

Aunque pueda parecer mínimo el aumento, clínicamente es bastante significativo. De acuerdo a la investigación, un aumento de dos puntos en la presión arterial diastólica, por ejemplo, se asocia con un 17 % más de riesgo de hipertensión y un 15 % más de riesgo de accidente cerebrovascular.

Adultos de entre 24 y 32 años, con una alta deuda financiera, figuraron como los que tenían mayores probabilidades de tener una peor salud, tanto mental como física, partiendo por una presión arterial diastólica más alta.

Y reportar una deuda financiera alta, en relación con los activos disponibles, se asocia con una mayor percepción de estrés y depresión, y un peor estado general de salud.

Reciprocidad

De acuerdo con la investigación Dificultades financieras relacionadas con las deudas y la salud, la deuda financiera personal es un determinante socioeconómico importante de la salud, al punto que una gran mayoría de los encuestados se habían saltado la atención médica, los pagos de vivienda o las compras de los consumidores al menos una vez debido a su deuda.

Las personas que sufren de depresión tienen más del doble de posibilidades de estar endeudados y caen en un círculo vicioso de ansiedad y estrés financiero.

En este otro post de nuestro blog, encontrarás una investigación de nuestro equipo de Data Science y Analytics en el que confirmamos que los endeudados son 3 veces más propensos a desarrollar problemas de salud mental.

La obesidad es otra enfermedad que puede estar estrechamente ligada a los problemas financieros, de acuerdo con un estudio de la Asociación Americana de Psicología.

Las deudas pueden ocasionar estrés y depresión, dos factores que a menudo pueden provocar el síndrome metabólico, un grupo de trastornos que se presentan al mismo tiempo y aumentan el riesgo de enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular y diabetes tipo 2. 

Estos trastornos incluyen aumento de la presión arterial, niveles altos de azúcar en sangre, exceso de grasa corporal alrededor de la cintura y niveles anormales de colesterol o triglicéridos.

Casi dos tercios de los sujetos del estudio afirmaron tener problemas financieros graves, y los trabajadores con problemas financieros informan de una peor salud general.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.